La espuma tóxica y el Crimen Perfecto

Autor: María Elena Cerecedo Arroyo

Contacto: elena.cerecedoao@udlap.mx

 

Un crimen es definido como un delito grave o un acto que es penalizado por la sociedad debido a que atenta contra la humanidad, o involucra actos de asesinato u homicidio (Real Academia Española, s.f).

Para que un crimen se pueda denotar como “perfecto” se requiere que el autor del hecho sea un enigma. Sin embargo, muchos escritores de libros y películas, policías e investigadores, apuntan que el crimen perfecto es imposible de realizar, esta aseveración la justifican debido a que los crímenes son perpetrados por seres humanos, los cuales no son perfectos, y al efectuar el crimen siempre dejarán o se llevarán algo consigo que los delate o incrimine en la misma escena.

Es cierto que hay enigmas de crímenes históricos de asesinos que todos conocemos y que han sido mundialmente difundidos. Algunos de los crímenes sin resolver más famosos en el mundo continúan así, debido a la falta de pruebas o evidencia que incrimine a los culpables. Tal es el caso de asesinos como Jack el Destripador, donde a pesar de las múltiples pruebas halladas es un crimen que nunca pudo resolverse; el denominado “fantasma de la autopista” quien mataba a niñas afroamericanas entre 10 y 18 años o el asesino del Zodiaco a quien se le adjudican alrededor de 30 muertes, entre muchos otros (Gutiérrez, 2016).

Sin embargo, en la ciudad de Puebla, el pasado 21 de julio de 2019 sucedió el crimen perfecto. El occiso se llamaba Juan Ignacio Mendoza Aguirre, quien tenía 33 años y era un asesor inmobiliario.

Juan Ignacio iba en una diligencia laboral junto con una compañera de trabajo y a su regreso, pasando por el municipio de Cuautinchán, quiso hacer una parada para tomarse una fotografía debido a que se habían percatado de una enorme cantidad de espuma que crecía por encima de los dos metros de altura, situación que atrajo su atención y que posteriormente le quitaría la vida, al ser tragado de manera repentina por la misma.

Paola, quien estaba tomando la fotografía, reportó a los medios que Juan Ignacio pudo haber resbalado y debido a que la espuma lo cubrió en su totalidad, no pudo darse cuenta de dónde estaba su compañero y sus intentos de localizarlo fueron en vano. En su intento por pedir ayuda, caminó hasta la carretera donde pidió apoyo, cuando regresaron a la escena con los elementos de Protección Civil Municipal de Puebla, encontraron que incluso el coche en el que viajaban había sido envuelto por la espuma y hasta el día siguiente se pudo efectuar su localización.

Cinco días después del percance, finalmente el cuerpo fue encontrado en el municipio de Tecamachalco y pudo comprobarse su identidad gracias a que portaba una identificación con sus datos.

La espuma ya había sido reportada por el grupo ambientalista “Dale la cara al Atoyac” desde 2015 y en conjunto con expertos señalan que contiene cantidades considerables de contaminantes como: plomo, cadmio, nitrógeno, fósforo, cobre, plaguicidas, detergentes, pinturas, materia orgánica y aceites; residuos que son desechados mediante descargas ilegales y llegan hasta la presa Valsequillo. La asociación señala la falta de interés por parte de las autoridades para llegar a una solución o mejora dentro del cauce. Es importante recordar que la espuma tóxica llega a los campos de cultivo y el agua de la presa es usada para el riego de cultivos en una cantidad considerable de municipios dentro de los estados de Puebla y Tlaxcala (INFOBAE, 2019).

Posteriormente, Agua de Puebla se deslindó totalmente de ser el responsable del fallecimiento de Juan Ignacio, debido a que hubo algunos señalamientos ante la posibilidad de que una planta de tratamiento de agua residual a su concesión hubiera sido la causante de la espuma tóxica. Señalaron que operan adecuadamente y apegadas a las normas nacionales e internacionales a las que están sujetas (Milenio, 2019).

 

“Espuma tóxica”

Este fenómeno no es exclusivo de los ríos más contaminados del país, esta grave situación también se ha reportado otras veces alrededor del mundo. Un ejemplo se pudo observar en un tramo del río Yamuna, ubicado en el norte de la India, donde en 2018 se observó una gruesa capa de espuma blanca y señalan como culpable a las descargas industriales y a las aguas residuales, las cuales provocan reacciones altamente tóxicas, por la naturaleza de sus componentes (BBC News, 2018), (Zargar, 2019).

La espuma es la suma de muchos contaminantes tóxicos. La falta de regulación de los desechos industriales sigue cobrando vidas y siendo el actor principal de los crímenes perfectos en nuestro estado, porque tanto las industrias, como el organismo operador y el gobierno, se culpan entre ellos para que al final nadie sea responsable de estos “accidentes”, o ni siquiera exista una campaña o protocolo para evitar a toda costa que en presencia de la espuma la gente se acerque por algún motivo.

En el presente año, ya se han levantado reportes por el aumento de la espuma tóxica. En el municipio de San Bernabé Temoxtitla, donde Omar Jiménez Castro denuncia el aumento de la cantidad de espuma en los últimos meses y señala como culpable a Agua de Puebla, quienes siguen dando justificaciones como el exceso de jabón en la ropa, y siguen, ellos o el gobierno, sin poder  hacerse cargo de un problema de esta magnitud (Núñez, 2021).

Es clara la falta de regulaciones por parte de las autoridades y la necesidad de una normativa que atienda los límites de descarga permisibles para poder controlar la contaminación dentro del cuerpo de agua y erradicar los crímenes perfectos dentro de él.

No sabemos si Juan Ignacio era la cabeza de una familia, lo que sí sabemos es que sus parientes cercanos quieren justicia y se la merecen. Se necesita esclarecer si efectivamente las plantas cumplen con la regulación, si el fosfato es el culpable o si son las pocas acciones que hacen los gobiernos del estado y federal. Se necesita una investigación especial sobre la espuma en el río y así poder saber sus detonantes y como poder controlarla, de lo contrario se seguirá generando y creciendo sin medida. Tristemente parece que el único culpable de su muerte fue el propio Juan Ignacio, lo cual espero que a todos nos parezca muy injusto.

 

Referencias

BBC News. (9 de Octubre de 2018). BBC News. Recuperado el 27 de Enero de 2021, de BBC News: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45800133

Gutiérrez, E. (06 de Diciembre de 2016). De10.mx. Recuperado el 25 de Enero de 2021, de De10.mx: https://de10.com.mx/top-10/10-casos-de-asesinos-seriales-que-nunca-fueron-atrapados

INFOBAE. (28 de Julio de 2019). INFOBAE. Recuperado el 25 de Enero de 2021, de INFOBAE: https://www.infobae.com/america/mexico/2019/07/28/quiso-tomarse-una-selfie-y-se-lo-trago-una-nube-de-espuma-toxica/

Milenio. (21 de Agosto de 2019). Milenio. Recuperado el 27 de Enero de 2021, de Milenio: https://www.milenio.com/politica/comunidad/descarta-agua-puebla-causante-nube-espuma-toxica

Núñez, E. (19 de Enero de 2021). La Jornada de Oriente. Recuperado el 27 de Enero de 2021, de La Jornada de Oriente: https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/jimenez-espuma-toxica-temoxtitla/

Real Academia Española. (s.f). Real Academia Española. Recuperado el 25 de 01 de 2021, de Real Academia Española: https://dle.rae.es/crimen

Zargar, A. (5 de Noviembre de 2019). CBC News. Obtenido de CBC News: https://www.cbsnews.com/news/yamuna-rivers-toxic-foam-and-delhi-air-pollution-greet-india-hindu-devotees-for-chhath-puja-festival/

Sígueme